¿Qué sucedió en el último Celtic-Rangers?

En nuestro primer episodio de la cuenta atrás hacia el Old Firm, (nombre con el que no están de acuerdo la enorme mayoría de aficionados del Celtic al considerar que el Rangers es un nuevo club) echamos la vista atrás para recordar lo que sucedió el 1 de febrero del año pasado, cuando ambos equipos se enfrentaron en las semifinales de la Scottish League Cup. El Celtic se impuso por 2 goles a 0 en Hampden Park, mismo escenario que acogerá en 10 días un nuevo episodio de la mayor rivalidad existente no sólo en el fútbol, sino en el mundo del deporte. Estos fueron los jugadores que disputaron el partido (en negrita, los jugadores que siguen actualmente en su respectivo equipo).

CELTIC: GordonLustig (Matthews 84′), Denayer, van Dijk, IzaguirreBrownBittonCommonsJohansenStokes (Forrest 74′), Griffiths (Guidetti 68′)

RANGERS: Simonsen; FosterMcGregor, McCulloch, WallaceBlack, Aird (Dalyat 45′), LawHuttonSmith; Miller (Clark 81′)

Podemos apreciar que, especialmente en el Rangers, ha habido grandes cambios en la plantilla. Hoy los Gers cuentan con una plantilla que mejora en gran medida a la de la campaña pasada (lo que se ha visto reflejado en la clasificación), mientras que la de los Hoops es de un nivel similar, ya que Sviatchenko o Simunovic han sustituido a los van Dijk o Denayer.

Volviendo al partido, sólo hubo un equipo en el césped. El Celtic, absolutamente superior en cuanto a plantilla, cumplió con el papel de favorito y no dio la más mínima oportunidad al equipo de Ibrox. Emoción fue la única cosa que le faltó a un partido que, por ambiente, era exactamente como los Old Firm que todos recordamos y que tanto habíamos echado en falta.

El Celtic se adelantó a los 10′ por medio de Leigh Griffiths, que cabeceó un gran centro de Stefan Johansen para poner a los de Deila por delante en el electrónico y celebrar el gol dirigiéndose a la hinchada del máximo rival en un gesto que ya hemos visto al otrora número 10 de Boca Juniors, Juan Román Riquelme.

Griffiths celebrando el primer gol del partido ante la mirada de Stokes. FOTO: SNS Group

 

El Celtic siguió lanzándose en tromba contra la defensa del Rangers, y en el minuto 30 de partido, un error de Nicky Law posibilitó que Kris Commons anotase un tremendo gol desde fuera del área para poner el definitivo 2-0 en el marcador, que volvía a hacer saltar de alegría a la afición de los Celts. A partir de ahí, los aficionados comenzaron a festejar la victoria, mientras que el equipo, que dio una aplastante sensación de superioridad durante los 90 minutos, se desconectó del partido. A partir de ahí, el Celtic pudo aumentar la ventaja por medio de Johansen y de van Dijk, pero no lo logró, y el 2-0 no se movió del electrónico.

 

 

 

Afortunadamente, para el bien del espectáculo, parece que este año tendremos el aliciente que faltó el año pasado: emoción. Los Gers, reforzados con jugadores como James Tavernier, Andy Halliday, Martyn Waghorn, Gedion Zelalem o Danny Wilson, tienen muchos más mimbres para plantar cara al equipo de Celtic Park, que cuenta con jugadores de la talla de Scott Brown, Leigh Griffiths o Craig Gordon. Por lo demás, el ambiente será, como siempre, espectacular. Hampden Park presentará un lleno hasta la bandera para este nuevo capítulo en la historia de una rivalidad a la que el fútbol le debe mucho. Celtic y Rangers. Rangers y Celtic. El fútbol lo echaba de menos. Vuelve el, para unos nueva rivalidad y para otros Old Firm. Sólo pedimos una cosa, que no vuelva a irse.

Adrián Vega Salvador

Fútbol escocés 24/7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *