El partido con el poder de cambiarlo todo

Toda la ciudad de Glasgow (quizá exceptuando a los aficionados del Partick Thistle), y en general toda Escocia tiene su vista puesta en el próximo domingo, cuando Rangers y Celtic se enfrentarán en las semifinales de la William Hill Scottish Cup, en un Hampden Park que presentará, además de un lleno absoluto, nuevo césped (que estrenarán Dundee United e Hibernian en su semifinal del sábado). El partido del domingo, como el título de este artículo indica, puede cambiarlo todo.

El Celtic, dominador absoluto en la competición liguera desde que los de Ibrox entraron en bancarrota en 2012 (no tanto en las copas, ganando una Scottish Cup y una League Cup desde entonces), tratará de demostrar su teórica superioridad con respecto a los Bears, reafirmando así su dominio en el país, y plantarse en la final de la Scottish Cup tres campañas después.

Por otra parte, los Rangers, (para unos el mismo club, de vuelta a la élite; mientras que para otros, un nuevo club), intentarán dar un golpe encima de la mesa que no sólo les pondría en la final de la Scottish Cup y a un partido de disputar competición europea, si no que, además, haría tambalear aún más el cuestionado proyecto del Celtic que encabeza el noruego Ronny Deila.

JS55850229
Commons y Black pelean por un balón en el partido de la temporada pasada

Desde Escocia se afirma que este partido puede marcar el futuro de ambos entrenadores. En cuanto al de Ronny Deila, una derrota el próximo domingo podría provocar que su periplo al mando de los Hoops finalice al acabar la presente temporada. En el otro bando, una victoria podría provocar que Mark Warburton recibiese ofertas que le harían plantearse su futuro como entrenador del equipo de Ibrox.

Lo mismo podría pasar con el futuro de diversos jugadores de ambos equipos, que podría depender de lo bien o mal que jueguen en el próximo partido, con numerosos clubes interesados en jugadores de ambos lados del Old Firm (o simplemente Celtic-Rangers, como consideren oportuno calificar a esta rivalidad), como Kieran Tierney, Nir Bitton, James Tavernier o Andy Halliday.

Después de tener en cuenta todo lo mencionado anteriormente, el Celtic parece el equipo que más tiene que perder en este encuentro, y, en especial, Ronny Deila. Una derrota en este Old Firm podría acabar definitivamente con la paciencia de una afición descontenta por no haber entrado en la Champions League en las dos últimas temporadas y por el rendimiento del equipo en numerosos partidos de esta campaña, tanto en competición europea como en las competiciones nacionales. Además, el Celtic parte con la condición de favorito, y, siendo actualmente el mejor equipo de Escocia, todo lo que no sea una victoria en este partido será una gran decepción. También se debe decir que una victoria reforzaría al preparador noruego y a su proyecto, pudiendo ser un punto de inflexión en este.

JS55847262
Scott Brown y Nicky Law, en el partido de la 14/15

Por otra parte, los Gers afrontarán una prueba de fuego. Enfrentarse al Celtic les dará una idea de su nivel actual y de las opciones que tienen de pelear (o ganar) la Ladbrokes Premiership la próxima temporada. Quizá vean que están cerca, o quizá vean que están más lejos de lo que piensan (el domingo lo comprobaremos). Si se da la segunda, sería un palo para una afición que viene de celebrar el ascenso (mediante el título de la Ladbrokes Championship) y la Petrofac Training Cup. Un título que los Rangers no deberían querer celebrar nunca más.

Entramos en la semana de un partido en el que los favoritismos, la forma previa, las declaraciones y los pronósticos no cuentan para nada. Entramos en la semana de un partido en el que sólo cuenta lo que los BhoysGers, respaldados por sus respectivas aficiones, hagan sobre el césped el próximo domingo. De un partido totalmente impredecible, en el que puede pasar cualquier cosa. Entramos en la semana del OLD FIRM.

Adrián Vega Salvador

Fútbol escocés 24/7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *