El espíritu de Braveheart

“En el año de nuestro Señor, 1314, patriotas de Escocia, hambrientos y en inferioridad, cargaron sobre los campos de Bannockburn. Lucharon como poetas guerreros. Lucharon como escoceses. Y ganaron su libertad” Roberto I de Escocia

El viernes, Escocia juega un partido de vital importancia para poder mantener vivas sus opciones de clasificarse al Mundial de 2018 que se disputará en Rusia, y lo hará nada más y nada menos que ante el Auld Enemy, Inglaterra, y en Wembley.

Escocia ha sufrido duros varapalos ante los ingleses en lo que va de s. XXI, siendo el mayor la derrota en el playoff de clasificación para la Eurocopa del 2000 (a pesar de que los nuestros se impusieran por 0-1 en Wembley con gol de Barry Ferguson en el partido de vuelta), pero eso no resta ni un ápice de confianza e ilusión a la Tartan Army de cara a este partido.

En el otro lado de la contienda, en Inglaterra, el país que tiene la arrogancia por bandera, esperan un partido fácil, en el que puedan ganar por una amplia diferencia de goles. De hecho, seguro que muchos de los aficionados de los Three Lions no sabrán que el capitán ha vuelto. Quizá ni siquiera llegaron a saber que se había ido.

Scott Brown vuelve para ayudar al combinado de un discutido Gordon Strachan a salir del fango de la mejor forma posible, ganando al eterno rival, y de mantener las esperanzas de llegar, por fin, a una fase final. Cualquier miembro de la Tartan Army está seguro de que Broony no regalará nada ante Inglaterra. Peleará cada balón, irá al suelo, se dejará el alma y hará lo imposible para que su selección pueda salir victoriosa de Londres. El viernes, el capitán liderará orgulloso a su equipo a la batalla que se librará en el césped de Wembley. Por supuesto, no estarán solos, ya que el pueblo escocés nunca falla a los suyos, pero Brown, como William Wallace, recordará a todos lo que hay en juego en esa batalla, y lo que significa representar a Escocia. El viernes, queremos al mejor Scott Brown. Mejor dicho, queremos a once Scott Browns. Es hora de ganar a Inglaterra otra vez más. Y se puede conseguir. COME ON SCOTLAND!

Adrián Vega Salvador

Fútbol escocés 24/7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *