El Celtic supera la prueba de Tynecastle

Los Bhoys viajaban a Edimburgo para enfrentarse al Hearts, uno de los equipos más fuertes de la temporada. Los de Glasgow se plantaban así en cuartos de final defendiendo el título de la Scottish League Cup, que buscarán revalidarlo en sus dos próximos partidos en Hampden Park.

El partido comenzó con dominio de los locales. Juanma Delgado y Sow se pusieron de acuerdo para hacer sufrir a la zaga verdiblanca durante todo el primer tiempo. A pesar de ello, sus intentos eran siempre extinguidos por los defensores y la primera ocasión clara para los Jambos llegaría a balón parado. Callum Pateron bajaba con la cabeza un balón que Sow remataba al fondo de la red en posición de fuera de juego, por lo que seguía el 0-0 en el marcador.

Griffiths tuvo que salir al rescate. Una excelente acción del escocés ganando en fuerza y en velocidad a los rivales culminaba con el primer gol de los visitantes. Nada pudo hacer el meta local Neil Alexander para atajar el disparo de Griffiths, que hacía estallar la locura a los cientos de aficionados bhoys que ayer se desplazaron a la capital.

La segunda mitad fue más tranquila para los de Ronny Deila. La entrada de Rogic al terreno de juego dio aire fresco al Celtic, y precisamente este iba a hacer el 0-2 con un precioso remate en el área pequeña. No obstante, los Jambos no bajaron los brazos y lo intentaron hasta os últimos compases del encuentro. Djoum anotó el 1-2 en el tiempo de prolongación, tanto que no sirvió tan siquiera para hacer sufrir a los visitantes.

Con el 1-2 se llegó al pitido final. Clasificación del Celtic para las semifinales de la League Cup ante un duro rival en un difícil escenario.

 

 

Andrés Basurto Sádaba

Director de Rincón Escocés. Seguidor del Rayo Majadahonda y del Athletic Club. Accionista de la SD Éibar. Actual estudiante de Administración y Dirección de Empresas en la UC3M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *