Martin mantiene vivo el sueño

Las esperanzas de disputar el Mundial de Rusia del próximo año siguen vivas después de que Escocia lograra imponerse por 1-0 a una Eslovenia a la que superó totalmente durante prácticamente todo el choque. Para este partido, Gordon Strachan optó el bloque del Celtic para componer la alineación, disputando el encuentro como titulares los seis jugadores de los de Parkhead convocados para este partido, incluido Stuart Armstrong, que debutaba en el día de ayer. Asimismo, sorprendió la suplencia de Darren Fletcher, el cual no disputó ni un solo minuto en la noche de ayer.

Leigh Griffiths se encontró con la madera en dos ocasiones antes de retirarse por lesión.

Escocia comenzó muy metida en el partido y, nada más empezar, Russell Martin estuvo a punto de marcar el primer tanto del partido por medio de un córner, salvando Oblak el gol en última instancia. Los de Strachan dominaron completamente la primera mitad del encuentro, y cerca de la media hora de partido, Andrew Robertson sirvió un gran centro para Griffiths, cuya semivolea desde el borde del área pequeña se estrelló en el travesaño. Poco después, sería Forrest quien asistiese al delantero de Edimburgo, pero este volvería a encontrarse con la madera, esta vez después de un gran remate con la pierna derecha. La mala suerte de Griffiths no acabaría aquí, ya que Oblak propinó un rodillazo en la espalda al 9 a la hora de hacerse con un balón aéreo que hizo que este tuviera que ser sustituido justo al comenzar la segunda parte. Naismith fue el hombre encargado de sustituirle, y, a pesar de que no tuvo su mejor noche, trabajó a destajo en el último tercio de campo.

Chris Martin y Stuart Armstrong celebran el gol de la victoria.

Eslovenia comenzó a aparecer en el partido en la segunda parte, pero, aunque tuvo tramos de control del balón, no llegó a ser mejor que una Escocia que a partir de los 15 minutos de la segunda parte comenzó a avasallar de nuevo a Eslovenia. Anya entró por un Snodgrass que no estuvo fino en el minuto 75, y este tendría una gran ocasión que finalizó en las manos del portero esloveno. Chris Martin entró en el minuto 82 por Morrison, y, en el 88 de partido, Stuart Armstrong (sin duda, el mejor jugador del partido) filtró un tremendo pase que el delantero del Derby County remató al palo opuesto para poner el gol de la victoria, manteniendo así las esperanzas de Escocia de clasificarse para el Mundial de Rusia. El 10 de junio, en Hampden Park, la Tartan Army se enfrentará al Auld Enemy, Inglaterra, en una absoluta final para la selección.

Escocia sigue soñando con disputar el Mundial de Rusia 2018.

ESCOCIA (1): Gordon; Tierney, Martin, Mulgrew, Robertson; Brown, Morrison (Martin 82′); Forrest, Armstrong, Snodgrass (Anya 75′); Griffiths (Naismith 50′).

ESLOVENIA (0): Oblak; Struna, Samardzic, Cesar, Jokic; Kampl (Omladic 87′), Krhin, Kurtic, Birsa (Bericat 69′); Ilicic, Bezjak (Verbic 58′).

Adrián Vega Salvador

Fútbol escocés 24/7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *